El Amor

El Amor ese sentimiento tan vapuleado, tema de novelas, historias, leyendas, fábulas, si  somos objetivos veremos que la mayoría de los autores o escritores que abordan este hermoso tema, agrupan en un solo conjunto y como sinónimo, El Amor, El Querer, El Enamorarse, el Necesitarse etc. etc. etc.
Para definirlo en pocas palabras diría “El Amor es la dicha, la felicidad de saber que lo amado existe”, y eso no depende de que es, lo que haga, con quien esté o como esté.

Se debe considerar que al hablar de Amor, hablo de ser amoroso, amplio, amar a nuestra pareja, la vida, los amigos,  la naturaleza, las aves….
No solo me refiero al amor entre las personas,  no es algo dirigido, es amplio, y por eso al amar a algo o alguien que he visto, conozco, o estoy con ella, puedo decir que el puro amor es saber que mi ser amado existe, es el aceptar la existencia del otro.

Sin embargo es en la mayoría de las personas, una toma de posesión, si te amo eres algo mío, la felicidad depende de que estés conmigo, de lo que hagas para mí, todo esto es simplemente quitar lo principal de este sentimiento, que es la libertad, y sin libertad el amor muere, se lo mata, al ser de mi pertenencia entonces entra allí el “te quiero”, te quiero para mí, es ser dueño de lo que creemos amar, es atarlo, no dejarlo crecer ni desarrollarse, ni volar.

El Amor es verte crecer, ampliar tus horizontes, verte volar,  dejar crecer tus alas con toda libertad para que te desarrolles y entonces sí, si el amor es mutuo, la felicidad será plena cuando decidas volar a mi lado, cuando aceptes plena, totalmente mi amor.

“El amor no es una cosa de la mente. Y solo cuando está de veras quieta, que no espera nada, ni pide ni exige ni busca ni posee, cuando ya no tiene celos ni temor ni ansiedad, cuando está realmente en silencio, sólo entonces es posible el amor.
El amor no tiene nada que ver con la sensación, que no es un medio para realizarse. El amor existe por sí mismo, sin ningún resultado”. (Krishnamurti)

Desde niño a las personas se les inculca o digamos más modernamente se les meten muchos programas en la mente, se crece predispuesto, y ya con cosas feas, prejuicios, celos, apegos, costumbres, esfuerzos por estar siempre en la cima, todo eso hay que podar si se quiere crecer y vivir el Amor en forma pura.

El nos da alas para volar alto, libre sin apegos, sin temor, no debes atar ni atarte si deseas vivirlo en total plenitud y regocijarte en su seno.


2010 - 2011 derechos reservados