Asfixia:
Maniobra de Heimlich

La maniobra de Heimlich es una técnica eficaz y que a menudo salva la vida, su utilidad consiste en desobstruir una tráquea previamente obstruida, por  un alimento, un objeto, (golosinas, juguetes, comida) etc., Al ser tragado de forma inadecuada, o por su tamaño, el alimentos puede bloquear las vías respiratorias y el paso del aire a los pulmones al tapar la garganta. Esta maniobra puede ser salvadora en este momento. Conocida como Maniobra de Heimlich, fue descrita en 1974 por Henry Heimlich

Inicialmente reconocida por la Cruz Roja, fue adoptada y difundida mundialmente como una maniobra salvadora de vidas. Es una tos “artificial” o “auxiliada”, con el objetivo de expulsa el objeto o alimento de la tráquea de la persona  afectada.
En varios países donde es común encontrar carteles con instrucciones, especialmente en restaurantes, esta maniobra ya es de dominio público.
La asfixia es una causa común de muerte después del atragantamiento con alimentos. Es muy común en niños, aunque se produce en ocasiones también con los adultos.

En la maniobra se utiliza el aire presente en los pulmones para expulsar el objeto presente en la tráquea, a veces el síntoma se confunde con un ataque coronario, la pregunta clave que se debe plantear a la persona que parece ahogarse es ¿PUEDE Ud. HABLAR?, si es la tráquea obstruida no podrá hacerlo, provoca una súbita caída de la oxigenación, puede llevar a la  muerte en pocos minutos, si no es solucionado rápidamente.
Inicie la Maniobra abrazando a la persona por la cintura fijando el puño  por debajo de la parrilla costal y arriba del ombligo, el reanimador dará un apretón a la victima  hacia arriba contra el diafragma justo debajo de la apéndice xifoides del esternón, el aire atrapado en los pulmones es comprimido, forzándolo a salir y a sacar el objeto que está ahogando a la victima a salir de las vías aéreas

En primer lugar, deberá llamar al servicio de urgencia de inmediato, pero intentar con esta maniobra ir ayudando a la victima a salir de su estado, cuando algo bloquea el paso de aire, no hay tiempo suficiente para esperar por la llegada de un auxilio médico. ¡La persona más próxima precisa actuar rápidamente!
Compruebe que la persona está realmente con dificultad para respirar. Algunas señales son características: ella intenta hablar y la voz no sale. Comienza a sentirse agitada y confusa, llevando las manos para la garganta. La piel puede cambiar de color, pasando a quedar azulada lo que indica baja oxigenación de la sangre.

Si la victima ha sufrido un colapso y no puede ser levantada

    1-El reanimador coloca a la victima acostada y boca arriba.
    2-De cara a ella se pone a horcajadas (de rodillas) por encima de las caderas.
    3-El reanimador coloca una de sus manos encima de la otra con la mano inferior en el abdomen de la víctima, ligeramente por encima del ombligo y por debajo de la caja torácica.
    4- Da un fuerte golpe hacia arriba con la base de la mano inferior, repitiéndolo varia veces de ser necesario.

Si usted no tiene fuerza suficiente, puede ayudar también con golpes firmes en la espalda.


2010 - 2015 derechos reservados