La Soledad

Se puede interpretar la soledad de dos maneras: estar solo o sentirnos solos.
No siempre estamos acompañados y estar solo es un hecho natural para todos, en algún momento tenemos esa experiencia de soledad, la que se puede disfrutar mucho y suele ser muy creativa, constructiva, solo debemos ser amigos de ella no combatirla.
Se puede actuar de distintos modos, disfrutar de ella y sentirnos bien, descansar, recrearse de la naturaleza, tomar sol, salir a caminar, meditar, aprovechar que nos tendremos intervención de otras personas.
El sentirse solos es otra forma de vivir, porque podemos sentirnos solos aún estando con compañía.
La impresión de soledad está relacionada con el aislamiento, el alejarse de todo, la idea de no formar parte de algo, o no estar incluido en ningún proyecto, tomando como cierto que a nadie le importamos o no somos necesarios para existir en su ambiente.
Este sentimiento de no sentirnos participes nos lleva a la depresión, y mucho mas aún si nos sentimos culpables de nuestra soledad.
En ocasiones la madurez es la capacidad de vivir la vida sin muletas ocasionales, es aprender a hacernos cargo de los propios problemas, reflexionando antes de actuar y haciéndonos responsable de las consecuencias de nuestras acciones, sin proyectar los errores en los demás.
La relación no implica tener a alguien para eventualmente apoyarse porque es nuestra muleta ocacional, sino todo lo contrario significa interesarse por el otro y comprenderlo tratando de dejar de preocuparnos solo de uno mismo.
Recién cuando nos liberamos de los sometimientos y nos olvidamos de nosotros mismos aprendemos a vivir, sin miedos, a ser libres y Amar con pureza, logrando crear una verdadera y sana relación.
Si no hay desarrollo personal, y autoconocimiento, no puede existir una relación duradera, porque el estancamiento produce aburrimiento.
Exclusivamente al estar solos podemos ponernos en contacto con nosotros mismos. Esa conexión nos permite conocernos y evaluar si realmente somos como queremos ser y si estamos haciendo lo que deseamos hacer; si la imagen que obtenemos no es la aquella de la cual teníamos expectativas, es allí donde debemos preguntarnos, ¿Qué estamos haciendo para lograr llegar a Serlo que deseamos?.


2010 -2015 derechos reservados